octubre 29, 2012

LA CUEVA DE HÉRCULES.......






Se denomina Cueva de Hércules a unos espacios subterráneos abovedados de época romana situados en la ciudad de Toledo (España), que se localizan fundamentalmente en el número 2 y en el número 3 del callejón de San Ginés, bajo un inmueble que ocupa el solar de la que fue iglesia de San Ginés hasta 1841.La tradición dice que este lugar fue labrado por Tubal o Hércules el Egipcio y sería la cátedra secreta desde la que el propio Hércules enseñaba las ciencias ocultas. Se decía que en esas cuevas había figuras o pinturas escondidas antes de la llegada de los árabes, cuyo desvelamiento acarrearía grandes males. En estas cuevas se sitúa también el tesoro que encuentra el joven judío del manuscrito de Roso de Luna, por sólo poner algunos ejemplos.Durante toda la vida, siglos y siglos, se han venido concentrando en Toledo todo tipo de organizaciones ocultistas, sectas herméticas, esotéricas, satánicas, etc... Por ejemplo, la tradición esotérica y cultural habla de la ancestral fundación de la Escuela de Nigromantes de Toledo, nacida desde tiempos muy antiguos. Supuestamente, Hércules, según esta versión esotérica y ocultista, habría fundado en el subterráneo de Toledo una Escuela de Alta Magia, que con el paso del tiempo, habría ido cobrando fuerza y extendiéndose en la cultura toledana. Teniendo como misión vigilar e Impedir a toda costa que se descubra y que se abra La Cueva de Hércules. La Torre de Hércules, y La Cueva de Hércules, fueron construídas en el año 1037 a.C., en tiempos del Rey hebreo Salomón. Todo este enclave sagrado se construyó en esa época para que diera a descubrir a la humanidad en los postreros días del fín del mundo. Su cometido sería empezar a mostrar al mundo las verdades bíblicas y que se empiecen a aclarar y descifrar todos los misterios y asuntos oscuros que ha padecido la humanidad desde siempre.Si los gobiernos de la tierra y el Vaticano sacasen a la luz pública lo que saben y lo que guardan como " Secretos de estado " nadie podría contener la ira y el odio de las masas. La Cueva de Hércules, y lo que hay dentro, será la catapulta, el detonante, la espoleta iniciadora, con la que se empiecen a arrancar todos los secretos que durante más de 6000 años han estado guardados para este tiempo presente. En tiempos paralelos a cuando el Cardenal Primado de Toledo, Juan Martínez Siliceo envió una Expedición desde el Callejón de San Ginés 3 hasta La Cueva de Hércules, en 1546, había en la ciudad de Toledo unas sectas religiosas a las que se les atribuye la autoría de unas obras literarias llenas de grandes vaticinios, conocidas como "Las Profecías de Toledo" o "Las Profecías de los Falsos Cronicones de Toledo".Y estos Falsos Cronicones o vaticinios proféticos de Toledo predijeron que cuando se llegase a entrar de nuevo en La Cueva de Hércules, después de la Expedición del Cardenal Siliceo en 1546, vendría el Fin de la Iglesia Católica, acontecería una Gran Tribulación en toda la Tierra habitada, y llegaría el Fin del sistema actual de cosas.Adicionalmente a las Profecías históricas en sí, es interesante también resaltar la figura posterior del escritor y erudito español José Godoy Alcántara, nacido en 1875 en Archidona, Málaga, y muerto en 1875. Sus magníficos estudios de los Falsos Cronicones fueron publicados en su obra de 1868, mérito literario premiado que le valió su ingreso en la Real Academia Española de la Historia. Pues bien, en los originales y antiguos Cronicones proféticos de Toledo, se dirigen los vaticinios hacia los interiores misteriosos de la Catedral de Toledo, y revelan que en lo alto del altar-retablo que se levanta sobre la cripta, frente al llamado "Transparente", entre todo el retablo que hay, de esculturas, existe la figura de un ángel sosteniendo un pez.Se trata de una figura realizada por el pintor y escultor Narciso Tomé. Pues bien, según siguen relatando estas Profecías, el día que se entre de nuevo en La Cueva de Hércules, el pez del ángel caerá al suelo de la Catedral, y será la señal inequívoca que anunciará el acontecimiento de una gran hecatombe, y que se extenderá por toda La Tierra, empezando por Toledo, y el fín caótico de la Iglesia Católica y de las organizaciones oscuras.A la entrada de la Cueva de Hércules hay unas frases interesantes, escritas en azul, en idioma griego, y más o menos dicen lo siguiente: " El rey que abriere esta cueva, y pudiere descubrir las maravillas que tiene dentro, descubrirá bienes y males"……….

Entradas populares