febrero 17, 2013

Como algunos transhumanos planean dominar el mundo 1




La Tierra: 2100. El mundo es gobernado por superhumanos con IQs superior a los 1.000. Desde sus altas torres ellos gestionan al enjambre de humanos. Masas de seres humanos inferiores controlados desde el nacimiento hasta la muerte ... por lo menos a aquellos que se les permita vivir. Los sub-humanos serán moldeados y formados. Serán una vida diseñada para los propósitos y los caprichos de la [casi como dioses] élite que es la mente maestra de la ajetreada sociedad, casi como colmena. En caso de que algunos tengan la brillante idea del derrocamiento o el vivir más que los autoproclamados maestros y sus diez mil años de Reich, es mejor que ellos lo olviden. Los gobernantes serán inmortales. ¿Una historia de ciencia ficción clásica? No, es una visión del futuro que algunos del llamado movimiento transhumano tratan de lograr. Por supuesto los que trabajan para crear este mundo aterrador completamente esperan estar entre las filas de los señores gobernantes.
"Las masas no merecen la inmortalidad" Con 80 años, Marvin Minsky, llamado el padre de la inteligencia artificial, creador de las redes neuronales artificiales y el cofundador del laboratorio de IA (Inteligencia Artificial) en el MIT, cree que en general las masas no tienen ni idea acerca de cómo manejar la inmortalidad, ni se lo merecen. Desde la perspectiva de su torre de Marfil, él cree que los científicos necesitan el tiempo extra que la inmortalidad puede proporcionar, mientras que el resto de la humanidad debe cumplir con la normal esperanza de vida. Sonando casi como Dios, Minsky echa a lado cualquier consideraciones éticas y sostiene que los científicos están por encima de todas las cosas. Ninguna restricción a la la investigación y sus aplicaciones, ninguna regulación de cualquier tipo debe ser tolerado por la comunidad científica. "Los científicos no deberían tener la responsabilidad ética de sus invenciones, ellos deben ser capaces de hacer lo que quieran. No se les debería pedir que tengan los mismos valores que otras personas," declara rotundamente Minsky. Esta es la visión del mundo y la advertencia que subyace en la novela clásica "Brave New World" de Aldous Huxley. Muchos de los elementos más aterradoras de la novela han sido adaptadas por los investigadores más obsesionados con alcanzar una elite inmortal. El anteproyecto del mundo está diseñado de arriba hacia abajo - el mandato definitivo y control de la sociedad global. La sociedad que ellos imaginan y promocionan también tiene fuertes paralelismos a la no menos conocida novela de Frank Herbert "Hellstrom's Hive" — una visión de pesadilla de drones humanos imitando a la sociedad como colmena creada por las abejas. Mientras que un número significativo de miembros del Movimiento transhumano se inclina por una versión de una sociedad-colmena utilizando dicha población Un transhumanista, teórico de la IA Eliezer Yudkowsky rechaza las ideas de Minsky. En cambio, Yudkowsky está convencido que la tecnología de la inmortalidad debe ser desarrollada rápidamente antes que un grupo o gobierno con malas intenciones lo haga primero. Él ve la inteligencia artificial como la clave para desbloquear la puerta de la inmortalidad. Pero debe hacerse de forma correcta porque si no es así, podrían seguirles terribles consecuencias. "Si un afán de superación de la IA es lanzada en conjunto de forma descuidada, podriamos estar en serios problemas", advierte. Varios caminos conducen a la vida eterna Ian Pearson, un futurista británico y transhumanista, cree que la muerte será una cosa del pasado para el año 2050. Pearson es uno de los muchos futuristas, expertos en cibernética y investigador de la inteligencia artificial cuyos pensamientos están convergiendo en la misma idea básica: ¿por qué no subir todo lo que está en el cerebro — todo lo que hace una persona, quién es — en un superordenador y después descargarla de nuevo en un cuerpo nuevo? Haciendo tal cosa el individuo sería teóricamente inmortal. Para trabajar en ello, se necesitará más avances en el hardware y el software, y mejoradas interfaces tendrá que ser desarrolladas entre el cerebro y el cerebro de silicio. Ya que es básicamente un desafío de ingeniería, es factible. Otros científicos sostienen que la clave para la vida eterna está en el ADN humano y sus indicadores. Aunque otros están concentrando sus esfuerzos de investigación en técnicas para regenerar las células humanas para siempre sin pérdida crítica de información biológica. Luego están el subconjunto que transhumanistas que se llaman los Singularistas que ven el silicio y el acero como la forma para nunca morir. Creando una raza inmortal como la inspiración de Star Trek, los superhumanos Borg.

Uno de los actuales portavoces del movimiento singularidad es Raymond Kurzweil, autor de muchos libros futurista incluyendo su libro "La singularidad esta cerca: Cuando los humanos trascienden la biología" de 2005 que la revista TIME destacó en su portada. La gran visión de Kurzweil abarca una completa transformación irreversible de los seres humanos. Cuando se produzca la transición, él afirma, se anunciará el final de la raza humana tal como la conocemos. Lev Grossman, quien escribió el artículo para TIME escribe sobre el período de transición: "Cuando eso [el logro de la inteligencia artificial con superpoderes] ocurra, la humanidad — nuestros cuerpos, nuestras mentes, nuestra civilización, se transforma completamente y de manera irreversible. Él [Raymond Kurzweil] cree que ese momento es no sólo inevitable sino inminente. Según sus cálculos, el fin de la civilización humana tal como la conocemos esta aproximadamente a 35 años de distancia." Es una escala de tiempo que muchos otros defensores del transhumanismo y los creyentes de la singularidad pregonan. Aunque no todos están de acuerdo en los métodos para llegar a ese punto de inflexión monumental. Algunos ven que esto sucederá sin la necesidad de las máquinas inteligentes actuando como catalizador. Pero manteniendo la visión de Kurzweil, Grossman continúa: "Tal vez nos combinaremos con ellos para ser cyborgs super-inteligentes, usando computadoras para ampliar nuestra capacidad intelectual de la misma manera que los autos y aviones amplían nuestras capacidades físicas. Tal vez las inteligencias artificiales nos ayudará a tratar los efectos de la vejez y prolongar la vida indefinidamente. Tal vez nosotros escanearemos nuestras conciencias dentro de computadores y viviremos prácticamente dentro de ellas como software, para siempre. Tal vez las computadoras se vuelvan contra la humanidad y nos aniquilen. Lo único que todas estas teorías tienen en común es la transformación de nuestra especie en algo que ya no es reconocible como tal para la humanidad. Esta transformación tiene un nombre: Singularidad. " Y existe la visión de la Singularidad: la transformación de la humanidad en algo más allá del hombre. Un fantasma adimensional en una máquina virtual. O tal vez algo parecido. En la superficie, todo esto parece conducir a un crecimiento floreciente de una raza sobrehumana, un nirvana en la Tierra — y eventualmente en los cielos — donde inmortales logran maravillas sólo una vez soñado por los antiguos griegos y romanos quien dotó de tales poderes a sus dioses.

conspiraciones1040.

2 comentarios:

GAMO REIL dijo...

Estoy harto de toda estas pandillas ya sean cientificos, politicos,banqueros o religiosos que se creen superiores a los demas.Todos estos montruos que creen que tienen el derecho divino a tratar a los demas como el ganado no son mas que monstruos sin moral, errores de la humanidad que deben ser erredicados o contenidos para que sus acciones no dañen la verdadera evolucion humana que es que todos somos iguales y nadie por muchos conocimientos cientificos o poder que tengan tienen el derecho a negar la humanidad un futuro libre y digno. Todo aqueyo que sea construido a costa del sufrimiento nunca debe triunfar ni triunfara.

mbenga dijo...

Exacto... y tal y como vamos en la actualidad...ese transhumanismo no es mas que otra oscura excusa para lo de siempre ..Que es lo contrario del ubuntu xhosa

Entradas populares