enero 16, 2013

Quetzalcóatl

Los aztecas relacionaban a Quetzalcóatl con Venus, es un hecho que cuando esta deidad se marcha, y de acuerdo a los escritos antiguos, se divisa a Quetzalcóatl partiendo por mar y perdiéndose a lo lejos en el horizonte hasta “funcionarse” con el sol para luego “formar parte” de Venus.Una de las representaciones de esta deidad es la de un hombre alto, barbado y blanco, al marcharse, le deja a su pueblo la promesa de que regresará, es por este motivo que durante la conquista de la Nueva España (Mesoamérica) los pueblos indígenas creyeron en un principio que Hernán Cortés (el invasor español) era Quetzalcóatl, un hombre con rasgos europeos. Este punto es interesante, si se tiene en cuenta que los indígenas eran “chaparros” y de tes no muy blanca, y llega este dios supremo con rasgos completamente diferentes.
Quetzalcóatl es uno de los dioses más reconocidos, y es el tercero de los cuatro dioses de la cosmogonía principal mesoamericana. Su misión, o parte de ella era crear al humano para que este le sirviera y rindiera culto; la historia nos cuenta que hubieron 4 intentos fallidos al momento de crear al humano, o eran muy grandes y torpes o no servían a los propósitos de los dioses.
En relación a los “servicios” que debían proporcionar los humanos a los dioses, estaba la extracción de “lo que está en el otro mundo” o lo que está en el “mundo de los dioses” que sería puesto posteriormente en la superficie de la tierra. Este factor tiene mucha relación con las escrituras sumerias.
Esto datos son interesantes, dioses creando a seres para que les sirvan, hay “seres gigantes” que luego serían exterminados ya que los dioses no estaban complacidos, en otro de los intentos los dioses convierten a su fallida creación en homínidos (familia de primates) ya que los seres creados eran demasiado perfectos y no querían rendirle culto a los dioses. Para la creación de la raza humana los dioses usaban “huesos preciosos”, y todo este proceso no me trae a la mente sino solo 2 palabras: Ingeniería Genética. Esos “huesos preciosos” o “huesos de sus padres y madres” me hace pensar en el ADN, que a través de un proceso de Ingeniería genética es capaz de crear un ser vivo. Podríamos decir en resumen (y especulando) que este ADN de los dioses fue tratado genéticamente para crear una forma de vida: el humano. Y aunque suene a ciencia ficción, esos procesos son factibles con tecnología actual.
Quetzalcóatl no se rinde, y en un último intento y después de pasar calamidades por estar en contra de los designios de sus hermanos, logra crear al humano. Para poder hacer esto y como parte de su sacrificio, tiene que bajar al inframundo y recuperar los “huesos preciosos”, en este intento muere. Claro está que al ser un dios es revivido y posteriormente recupera los tan preciados huesos. Es interesante hacer notar como este personaje muere, sin embargo tiene la capacidad de “renacer/resucitar” y volver a la vida.
Al contrario de los otros dioses, Quetzalcóatl tiene interés en su creación, le importa su “pueblo” y se opone a los sacrificios. Los humanos aprenden diferentes cosas, cultivo de tierra, construcción, ciencias, etc. Se dice que esta deidad incluso protegía al humano con un “cariño especial”.
La batalla de los dioses: Quetzalcóatl

1 comentario:

Enrique Diaz Herrera dijo...

Si la cultura Egipcia era del clan Enki, ¿Por qué los glifos Mesoamericanos son tan distintos a los Egipcios? esto considerando que quetzacloatl era ningizida o thot hijo de Enki??

Entradas populares