septiembre 13, 2012

LA CONSPIRACION SECRETA DE LOS NEFILIM...(1)



Nos encontramos en el periodo Neolítico hacia el año 3.500 a.C. cuando el hombre establece una sociedad organizada que florece en el territorio llamado hoy en día Irak y se extiende por todo el medio oriente, esa primera urbanización es la famosa Mesopotamia, cuna de la escritura, el comercio, la agricultura, la artesanía y la construcción de grandes monumentos.
Fue en este lapso – según las antiguas leyendas mesopotámicas – que el dios Anu (líder de los Anunnaki) tomo control sobre las ciudades del medio oriente cediéndoles el poder a sus hijos y convirtiendo a toda su familia reptiliana en reyes.
De acuerdo con las mitologías de Sumeria, Acadia, Babilonia, entre otras, podemos averiguar el nombre de los veinte dioses que conformaban la familia real anunnaki:
Si buscamos los nombres de los reyes que gobernaron las primeras civilizaciones encontraremos, o bien muchos de los dioses tal y como están escritos arriba, o por lo menos seudónimos que se asemejen bastante al nombre original.
Aquellas culturas del viejo mundo – como sumeria y Egipto – se rindieron ante la supremacía de esos dioses brindándoles reverencia y culto que fueron plasmados en el arte de su época.
Un sello cilíndrico sumerio de 3.000 a.C. muestra dioses de las estrellas reptilianos y un vehiculo volador. En sus tallados de piedra la civilicion mesopotámica revela los seres cabeza de pájaro (anunnakis) con un cono de piña (que significa creación) y portando la situla, una especie de jarrón que contiene agua de la vida; esas descripciones insunuan que los antiguos dioses reptiles tenían la capacidad de crear vida y/o manipularla a su antojo (ingenieros genéticos).
 tallado en piedra de un ser anunnaki


En el templo de Hathor (Egipto) se encuentran ilustrados en las paredes extraños seres humano-reptiles junto a faraones y criaturas con cabeza de pájaro. Entre las imágenes se encuentra el dios THOT, también llamado por la filosofía hermética Hermes Trismegisto: padre de la sabiduría mística y las doctrinas esotéricas, dicha deidad es representada con cabeza de pájaro al igual que el dios Horus.
Faraones como Akenatón (o Ajnatón) y su esposa Nefertiti eran simbolizados con cabezas alargadas y cuerpos ligeramente no humanos (¿nefilims?), además si recordamos los tocados que lucían los mandatarios egipcios en su cabeza, descubriremos que todos tenían una emblemática serpiente en el centro.

Antiguo tocado de un faraón egipcio en el cual se puede apreciar dos serpientes en la parte frontal


Los anunnaki se mezclaron varias veces con los humanos e hicieron manipulaciones genéticas en los hibridos de tal forma que la descendencia nefilim tuviera genes anunnaki.
Los “gigantes famosos” que describe la biblia en el génesis, capitulo 6 serian estos mestizos que se volvieron guerreros, aristócratas y gobernantes en la antigüedad.
La arqueología ha encontrado evidencia de que en un tiempo remoto de nuestra historia literalmente vivieron humanoides gigantes sobre la Tierra.
En el año 2.007 durante una exploración en la India, un equipo de National Geographic descubrió unos esqueletos humanos gigantescos en la zona desertica que se llama vacio. También encontraron tablillas cuneiformes las cuales explicaban que los dioses tradicionales indios crearon gente de tamaño colosal (de unos 2.25 metros), y que más tarde estos dioses se volvieron contra sus padres para luego ser destruidos por el gran señor Shiva.
Una vez que los Nefilim tomaron control de la sociedad, sus padres Anunnaki se marcharon dejándolos a cargo de la humanidad, el linaje de la serpiente fue quien creó las primeras formas de gobierno dividiendo al mundo en clases sociales y sometiéndolo al dogma.
El primer rey del linaje Nefilim que apareció sobre las tierras de Mesopotamia fue el legendario Nemrod (cuyo nombre en hebreo significa “aquel que se revela”), un hombre tirano que según la tradición bíblica se autoproclamo dios y obligó a sus súbditos a menospreciar a Jehová.
La historia reconoce a Nemrod como el primer mandatario que tuvo la humanidad, se identificó como un personaje oscuro asociado a los dioses Asar, Baal, Dumuzi y Osiris.
Este monarca nefilim fundó su propia ciudad convirtiéndola en el núcleo central de la hermandad reptiliana: la mística Babilonia, donde se crearía una sociedad secreta satanista conformada por los hijos de la serpiente que hasta hoy en día controla gobiernos, religiones, instituciones monetarias, medios de comunicación y cualquier otro establecimiento con poder en la sociedad.
La línea de sangre nefilim se estableció principalmente en las civilizaciones de sumeria y babilonia, su poder y control se extendió por todo el medio Oriente para luego pasar a Egipto a través de las familias reales faraónicas quienes practicaban incesto para mantener el poder dentro de su parentela y preservar el linaje.
Conquistaron Asia utilizando a los emperadores y sacerdotes supremos pertenecientes  a la sociedad secreta de Babilonia, posteriormente dominaron el mediterráneo con los dirigentes romanos y la elite eclesiástica: todos, discípulos de la hermandad oscura.
Luego, el linaje nefilim se disperso entre la realeza europea dejando el continente en sus manos y finalmente llegaron a América imponiendo su reinado por medio de los presidentes.
Esto significa que todas las familias en el poder se encuentran emparentadas directa o indirectamente con el linaje nefilim o son controladas por ellos.
Si eso le suena a ficción echémosle un vistazo a la genealogía de uno de los presidentes americanos más populares: el señor George W. Bush.
Bush está emparentado consanguíneamente con los ex presidentes George Washington, Milard Fillmor, Franklyn Pierce, Abraham Lincoln, Ulysses Grant, Rutherford Hayes, James Gorfield, Grover Cleveland, Theodore Roosevelt, Richard Nixon y Gerald Ford.
Es primo de los políticos Al Gore y Jhon Kerry, esta también emparentado con Barack Obama, Lyndon Johnson, Harry Truman y James Madison.
Desciende del primer rey de Jerusalem Godfroi de Bouillon y de los reyes ingleses Henrry III, su hermana Mary Tudor y Carlos II, además es pariente del ministro Sir Winston Churchill, quien pertenece a la familia real británica, miembros del linaje nefilim y de la secta oculta de Babilonia.
Para poder conservar su monopolio la hermandad secreta hacia que sus miembros se casaran con gente de la propia familia, de ese modo la descendencia nefilim se mantenía viva en los altos cargos de la elite.
Los anunnaki haciéndose pasar por dioses supremos habrían engañado a la antigua raza judía prometiéndole riquezas y bienaventuranzas a cambio de que su linaje no pereciera, fue así como – a través de los judíos – los nefilim preservaron la  dinastía, es por eso que las familias que conforman la secta babilónica son principalmente de descendencia judía.
Varios personajes bíblicos pertenecían al linaje sin saberlo, ellos se cruzaban con sus parientes, porque pensaban que esa era la voluntad de Dios cuando en realidad estaban siendo manipulados por los anunnaki y los seres oscuros de la otra dimensión.
A finales de los años 40 y a principios de los 50 se encontraron en una cueva situada en lo que hoy conocemos como Cisjordania, los llamados manuscritos del mar muerto, un conjunto de librillos que fueron suprimidos de la biblia.
Entro esos textos se encontraba el libro de Lamec el misterioso escrito que relataba el nacimiento de Noe como producto de una inseminación artificial de los dioses (extraterrestres), un fragmento del libro de Enoc también narra ese inusual evento:
“…Yo he tenido un extraño hijo. El no es como un ser humano ordinario, pero se ve como los hijos de los ángeles del cielo, para mí. Su forma es diferente y el no es parecido a nosotros…a mi no me parece que sea mío sino de los ángeles…mirad pensé dentro de mi corazón que la concepción era debido a los vigilantes y a los santos…y a los NEFILIM, y mi corazón estaba preocupado dentro de mí por este niño.
El padre de Lamec, Matusalén, eventualmente consulta al profeta Enoc acerca de su extraño nieto. Este último le consulta al preocupado abuelo: este hijo que te ha nacido a sobrevivirá en la tierra, y sus hijos serán salvados con él. Cuando toda la humanidad que este en la Tierra muera, el será salvo. Y esta posteridad producirá sobre la TierraGIGANTES, no espirituales sino carnales. Ahora por ello, informa a tu hijo Lamec, que aquel que nació es su hijo de verdad; y él lo llamara Noé, pues él será un sobreviviente”.........
secretosdelamatrix.blogspot.com

2 comentarios:

belen dijo...

Muy interesante. Has leido Breve Historia de Babilonia.
Sin duda aporta mucho a esta parte de la historia. Un libro imprescindible si te gusta esta temática.
Si quieres saber más sobre él.
https://www.facebook.com/brevehistoria?ref=ts

JOSÉ GARCÍA dijo...

Gracias por tú comentario.Belen saludos

Entradas populares